Cristóbal Pérez García

CRISTÓBAL PÉREZ GARCÍA

Se considera que la ciudad o “urbe”, es una creación humana que se caracteriza por el uso intensivo del territorio, la heterogeneidad y el alto grado de interacción social.
Las ciudades surgieron en el neolítico, cuando cazadores y recolectores nómadas adoptaron el sedentarismo amurallado como sistema de protección y siempre, donde hubiera AGUA…
“El paisaje urbano y la idea de este, se encuentran absolutamente ligado a la supervivencia del hombre”, el AGUA y las CIUDADES forman parte del eje central de mi trabajo.
Mi visión de la ciudad, choca en apariencia de manera incoherente, con mi interpretación del agua o principio del todo, ya sea en estado líquido o sólido. Pero pocas veces han estado mas unidas la ciudad, la naturaleza, el ser humano y la LUZ.
Estudio obsesivamente las luces del área urbana donde vivo, donde viajo, como vive y se desarrolla el ser humano que allí habita, sus costumbres, medios de transportes y utensilios.
En mis representaciones, llega a tener casi la misma importancia la luz natural y la artificial o fabricada por el hombre. Estudio la ciudad como continente y le imprimo su insignificancia al hombre, dándole protagonismo a su creación y confrontándola con la naturaleza, aunque ésta pueda ser algo tan efímero, como el significado de la hoja de un árbol en la vida de este.
Cuento una historia, una anécdota, de una luz, de una emoción, de un momento del hombre en su mundo y en el mundo en el que están condenados a entenderse o a destruirse. Cuento las vicisitudes del arte urbano a la vez que es plasmado en un lienzo las emociones del hombre. En mi trabajo reflejo un pasado un presente y un futuro, donde siempre, SIEMPRE gana la naturaleza ante el soberbio ser humano.
Bienvenidos a mi Open-estudio, donde huele a óleo fresco y que podréis visitar cualquier día del año ya que nunca dejo de trabajar.
Updating…
  • No hay productos en el carrito.